VVer un animé es una experiencia única. A diferencia de las series (con personas de verdad) y de la mayoría de caricaturas gringas, abordan temas más complejos, de realidades que parece que solo pueden ser recreadas en este tipo de ficción específica.